Cartuja de Valldecristo

- Ubicación: Cerca del pueblo de Altura (Castellón)
- Fecha de fundación: 1385
- Fundadores: Infante don Martín (luego Rey Martín I el Humano)
- Estado actual: Hoy se encuentra en ruinas.

Situada muy cerca de Altura, pequeña población sita en las proximidades de Segorbe (Castellón), la cartuja de Valldecristo debe su nacimiento y posterior esplendor al infante don Martín, hijo del rey Pedro IV de Aragón y de doña María de Luna, que la fundó en el año 1385. Este importante monasterio jugó un significativo papel en el desarrollo de la Orden Cartujana en España ya que fue durante un tiempo residencia del Prior General Bonifacio Ferrer, adepto de Benedicto XIII, en los difíciles tiempos del Cisma de la Iglesia (siglo XV), celebrándose en él algunos Capítulos Generales de la Orden con independencia de la casa madre de Grenoble. Posteriormente cuando se creó la Congregación Nacional de cartujos españoles (1785), fue la residencia perpetua del Definitorio. Inexplicablemente, su notable importancia histórica, no impidió que, tras la Desamortización de Mendizábal, su impresionante monasterio fuese cruelmente destruido hasta llegar a un auténtico estado de ruina y que su patrimonio artístico desapareciese o se dispersara. Por fortuna, con ocasión de la celebración del VI centenario de la fundación, distintas Instituciones Públicas se han preocupado de esta cartuja, preocupación que les ha llevado realizar un esfuerzo económico que ha permitido la consolidación y limpieza de los restos del monasterio y el estudio de su pasada historia.

Como se ha señalado, en el momento presente, el visitante de la cartuja de Valdecristo solo puede encontrar un cúmulo de ruinas con las que difícilmente puede hacerse una idea de lo que fue este monasterio, famoso por la riqueza de sus obras de arte. No obstante recordaremos que el conjunto fue el resultado de tres diferentes fases constructivas. La primera fue la realizada en época fundacional (1385-1400) y a ella pertenece la única dependencia que hoy permanece en pie de todo el conjunto aunque en mal estado: la capilla de San Martín. Posteriormente y una vez que el infante don Martín fue nombrado rey Martín I se dio un nuevo periodo de actividad constructiva que abarca los años 1400-1450, época en la que se construyó un gran claustro de 24 celdas y un claustrillo con dependencias de uso común en su entorno. Finalmente se efectuaron nuevas obras en época barroca (siglos XVII y XVIII).

 
   
Cartuja de Valldecristo - Alzado