Proyecto de recuperación y dinamización de la Cartuja Baja (2003)

Visualiza el proyecto en Power Point: Introducción / Historia / Proyecto

Objeto
Recuperación y dinamización del núcleo de la Cartuja Baja.

Antecedentes
1.- Legalmente es aplicable el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Conjunto Histórico Artístico de la Cartuja de la Concepción, encargado por el Ayuntamiento de Zaragoza (Gerencia Municipal de Urbanismo) a los arquitectos Juan Carmona y Luis Moreno. Fue aprobado provisionalmente por el Ayuntamiento de Zaragoza en su pleno de junio de 1998 y aprobado definitivamente por la Diputación General de Aragón en el 24 de febrero de 2000, al mismo tiempo que fue declarada la Cartuja Baja como Conjunto de Interés Cultural por orden de 22 de mayo de 2002, y publicado en el BOA del 14 de junio de 2002. (Se corrigen errores en la Delimitación del entorno mediante publicación de plano en el BOA de 2 de septiembre de 2002).
En este documento ya quedaron establecidos los siguientes objetivos:
a) Recuperar y proteger el conjunto declarado monumento histórico artístico, mediante una normativa simple y realista que conociendo el estado de la situación, permita reconducir la actividad constructiva hacia el respeto por el entorno y la armonía del conjunto.
b) Restaurar y rehabilitar los edificios y elementos declarados de interés para darles un uso, preferentemente público, que asegure su mantenimiento cumpliendo las normas de protección del patrimonio. También llevar a cabo la investigación arqueológica del recinto
amurallado desaparecido en superficie.
c) Ordenar urbanísticamente el recinto, en su red viaria y peatonal, alineaciones, zonas verdes v espacios libres, normas Generales para la edificación, usos, infraestructura de dotaciones y servicios, de tal manera que se mejore la calidad de vida del Barrio.
Asimismo establece el siguiente Catálogo de edificios y elementos de Interés:
a) Se catalogan como de Interés Monumental: portería, procura, hospedería, iglesia, refectorio, celdas que se conservan, Lienzos y cubos de la cerca que se conservan.
b) Se catalogan como de Interés Arquitectónico: pabellón de Servicios de la Calle San Bruno, antigua Escuela, vestigios y trazas de la cerca y sus cubos, Vestigio y trazas de los tres claustros y restos de celdas u otros elementos reutilizados.
c) Se catalogan como de Interés Ambiental: las dependencias anejas a la Hospedería y el Edificio entre la Plaza España y el Claustrillo del Refectorio (sala Capitular de los Hermanos).
Sobre todos estos edificios el Plan Especial plantea actuaciones de conservación y rehabilitación a lo largo de los 20 años de vigencia, estableciendo fases de actuación, criterios de intervención e estudio económico y señalando los cauces adecuados para su financiación (el Plan propone la declaración del Conjunto como Zona de Rehabilitación
Preferente al amparo del Decreto 151/1989 de la Diputación General de Aragón)
2.- Las actuaciones realizadas hasta la fecha, encaminadas a la recuperación y consolidación del Conjunto, han sido las siguientes:
a) En los años 80 se produjo la consolidación de las ruinas del Gran Claustro, configurando la zona central como parque del núcleo. Concretamente, en noviembre de 1987, por encargo del Ayuntamiento de Zaragoza, se acometió la consolidación de las ruinas del gran claustro, obra que fue realizada por la Escuela-taller de la Cartuja Baja, bajo la dirección de la arquitecta Úrsula Heredia. Los trabajos efectuados básicamente consistieron en el recalzado de la cimentación, el grapado de las grietas, la apertura de los vanos originales, la restauración de los marcos y reconstitución de uno de ellos, y la impermeabilización de los remates superiores con mortero de cal impermeabilizado.
Del mismo modo, se han ido realizando desde el Ayuntamiento de Zaragoza actuaciones de urgencia, como es el caso de la actuación en la C/ Claustro, coincidente con la fachada de la celda prioral.
b) Respecto a la Iglesia Parroquial, aunque no fue transformada interiormente, porque siempre fue utilizada para el culto, esta dependencia fue sufriendo un paulatino deterioro por el efecto del paso del tiempo. Esta situación determinó que el Arzobispado de Zaragoza, propietario del inmueble, encargara al arquitecto D. Juan Martín Trenor un Proyecto básico y de ejecución de restauración de la iglesia parroquial de la Cartuja de la Concepción, proyecto que fue elaborado en el año 1987. De acuerdo con este proyecto, se fueron impulsando distintas campañas de restauración:
- En el año 1990 se realizó una primera fase de intervención, en la que se acometió la reparación del cimborrio y parte de la fachada del templo. La Dirección General de Patrimonio Cultural de la D.G.A. invirtió para este efecto un total 25.5000.000 Pts.
- En el año 1993 se ejecutaron importantes obras de reparación en los tejados, en particular en el tejado de la capilla del Sagrario. Para tal fin la citada Dirección General destinó 19.400.000 Pts.
- En el año 1996, la Diputación Provincial de Zaragoza invirtió 6.000.000 de Pts en las obras de reparación de cubiertas y refuerzo del zunchado de la tribuna o nave lateral adosada en el lado del evangelio de la iglesia, denominada comúnmente tribuna.
- Por ultimo, en el año 1997, la Dirección General de Patrimonio Cultural de la D.G.A. destinó 4.983.599 Pts obras de restauración parcial del monumento.
En definitiva, la Dirección General de Patrimonio Cultural ha realizado una inversión total de 49.883.599 Pts en la restauración de la iglesia de la Cartuja de la Concepción.
Existen además dos proyectos de restauración del templo, ambos redactados por el arquitecto D. Juan Martín Trenor:
- El primero fue encargado por la Diputación General de Aragón y lleva por título: Restauración Interior de la Iglesia- Fase A. (Visado 17-XI-1999). Su coste total asciende a 37.408.657 Pts.
- El segundo fue encargado por la parroquia de la Cartuja y lleva por título: Restauración Chapitel Torre de la Iglesia (Visado 23-IX- 1999). Su coste total asciende a 11.820.224 Pts.
Finalmente, con fecha 11 de septiembre de 2000, el arquitecto D. Juan Martín Trenor, a instancia de la Asociación Amigos pro-templo de la Cartuja de la Concepción, realizó una actualización del presupuesto del proyecto de restauración global de la iglesia que llevó como título: Memoria valorada. Dicho presupuesto, asciende a 417.838.856 Pts. Tal cantidad recoge el gasto general de la obra (377.431.486 Pts), así como los honorarios de arquitecto y arquitecto técnico (40.407.370 Pts.).
Hoy la iglesia desde hace 12 años permanece cerrada al culto y necesita una urgente intervención, en especial su torre que presenta un lamentable estado a causa de la presencia de los nidos de las cigüeñas, que ya ha perdido su chapitel.

Situación actual del conjunto
Respecto al resto de edificios y elementos pertenecientes a La Cartuja son de destacar:
Procura: Edificio destinado en uso actual de viviendas, conservando de época Cartuja tanto sus fachadas (ligeramente modificadas), así como el zaguán de ingreso. Sería relativamente sencillo recuperarlo para usos del Conjunto de La Cartuja.
Portería: Edificio de entrada al Conjunto, en estado deplorable que, sin embargo, es también sencilla su recuperación y puesta en valor atendiendo a su aspecto cartujo.
Hospedería: Edificio ocupado en la actualidad con usos terciarios de hostelería: un bar y un restaurante. Los espacios del restaurante, que ocupan casi completamente el edificio, tanto en la antigua bodega, como en las dependencias de la planta baja y principal se encuentran en buen estado de conservación. El bar, situado en uno de sus ángulos, ocupa una parte pequeña del edificio.
Salvo la bodega y su escalera de acceso, el resto del edificio presenta síntomas de haber sufrido modificaciones, sobre todo la planta principal unida espacialmente con la zona de miradores.
Celdas: Todas las celdas conservadas se encuentran en manos privadas, habiendo sido todas modificadas para usos de vivienda.
Cerca o muralla: Conservada sobre todo en su zona norte, habiendo quedado incorporada a las viviendas anexas. Los torreones si se han conservado, han quedado igualmente incorporados a las dependencias. Sólo se conserva uno exento, aunque en estado precario de conservación.
Refectorio: Ha sido adquirido por el Ayuntamiento de Zaragoza y se encuentra en proceso de rehabilitación, recuperando su espacio interior y sustituyendo la cubierta, atendiendo a las directrices marcadas por El Plan Especial de la Cartuja, y bajo la dirección de la arquitecta municipal Úrsula Heredia.
Resto de elementos: Se conservan en fachadas restos de las arquerías, así como edificaciones de carácter menor en la parte posterior del refectorio, y entre éste y la Hospedería.
De todos estos edificios, en ninguno se ha hecho una intervención destinada a la recuperación integral de los mismos, salvo la restauración iniciada sobre el edificio del refectorio. Fundamentalmente han primado las intervenciones parciales o de adecuación a nuevos usos, como es el caso de la antigua celda prioral rehabilitada como restaurante y vivienda.

Acciones de difusión
La difusión que se ha realizado hasta la fecha del Conjunto de La Cartuja ha sido la siguiente:
Asociación de Amigos pro templo de La Cartuja que, a través de una serie de actividades han ido dando a conocer el conjunto. Una de estas actividades fue la celebración, en colaboración con Alcaldía de barrio y el Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza desarrollaron las I Jornadas de Estudios Cartujanos, celebradas en la propia Cartuja durante los días 20, 21 y 22 de febrero de 2002.
La importancia de esta labor es el dar a conocer entre los propios vecinos de La Cartuja del enorme patrimonio con el que cuenta y del que ellos forman parte.
Otras gestiones realizadas con la difusión del patrimonio de la Cartuja han sido los diversos contactos mantenidos con las administraciones, así como con entidades privadas haciéndoles llegar el grave problema de deterioro y falta de recuperación de todo el conjunto de La Cartuja, y sobre todo de la Iglesia Parroquial.
El Ayuntamiento de Zaragoza, mediante su Patronato de Turismo. A instancias de la Alcaldía de Barrio, el Patronato de Turismo de Zaragoza incluyó desde 1998 La Cartuja Baja dentro de su oferta de Paseos de Color, realizándose visitas siempre que exista un grupo mínimo de 5 personas, y para todos aquellos grupos que lo soliciten.
Medios de comunicación: Otra difusión, positiva o negativa, ha sido la reiterada presencia en prensa, radio y televisión de La Cartuja con noticias relacionadas con su mal estado de conservación y, sobre todo, con su Iglesia y torre – campanario.

CUERPO DEL PROYECTO
El fin del proyecto es lograr la recuperación de los edificios que conformaron la antigua Cartuja de la Inmaculada Concepción, así como la dinamización del núcleo mediante unos usos adecuados para todos los espacios recuperados.
Los esfuerzos deben ir dirigidos tanto en la recuperación de los edificios con la dotación correspondiente de usos, así como un programa completo dirigido a las ayudas a la rehabilitación y conservación de los restos conservados en los edificios de propiedad particular, y una política de renovación urbana encaminada a la peatonalización y semipeatonalización del núcleo de La Cartuja, que hagan de la zona histórica un espacio más agradable al vecino y al visitante.
Para este fin, el instrumento urbanístico del Plan Especial es pieza clave a la hora de desarrollar, sobre todo, las directrices de reurbanización y distribución del tráfico en el núcleo. Respecto a la rehabilitación y usos a establecer en los edificios históricos, dado que el Plan Especial contempla esta posibilidad, se opta por darle usos culturales que se consideran los más adecuados para su recuperación, así como los más beneficiosos para La Cartuja y sus vecinos.

Título: ESPACIO CARTUJA
Cartuja, Centro Cultural. La Cartuja, por su propia singularidad, debe ser un espacio cultural, referente para el núcleo, así como esta parte del valle del Ebro, y complemento fundamental de la Ciudad de Zaragoza.
Además de este uso principal de Espacio Cultural, debe considerarse como una gran oferta como Centro de negocios, congresos, encuentros y servicios tanto a los polígonos industriales: Empresarium, Tecnum, San Valero, Cartuja, etc., como colectivos y entidades que quieran utilizar La Cartuja como centro de actividades.

USO PRINCIPAL:
Espacio Cultural: EL Conjunto Monástico debe de entrar dentro de la red Cultural Europea, en conjunción con otras Cartujas y monasterios reconvertidos en núcleos urbanos, así como espacios monásticos restaurados y reutilizados como espacios culturales y de actividades vinculadas al sector terciario. Para tal fin, los espacios a utilizar serían: Portería, una celda, cerca y cubo, claustrillo de capillas con todos sus espacios, celda de enfermería y las antiguas escuelas. A esto habría que añadir como edificios de servicios vinculados al proyecto: Procura, Hospedería, Refectorio y edificios anexos, antigua celda prioral.
El hilo conductor de los distintos espacios es la propia Cartuja, su historia, sus edificios y sus gentes. Por tanto, se propone que cada una de las sedes del conjunto sea un eslabón del discurso general. La Cartuja se convierte toda ella en un centro – museo que nos va revelando poco a poco todos sus rincones y encantos.
El discurso expositivo se articula en los siguientes espacios:
Cubo de la cerca: Punto de información, tanto del Conjunto histórico como de la propia Cartuja con sus actividades.
Portería: Centro de interpretación propio de la Cartuja.
Celda: Vida cartuja. Cómo vive un cartujo.
Claustrillo de capillas: espiritualidad – centro de documentación. Se aprovechan las propias capillas con su galería y Celda del padre capellán.
Refectorio: Salón de actos y de celebración. Los espacios posteriores, solares y garajes que dan a la Plaza Mayor compondrían los espacios destinados a pequeñas salas para mesas de trabajo, reuniones, etc.
Este refectorio puede usarse también como espacio para la celebración de exposiciones temporales y eventos a realizar en La Cartuja.
Celda de enfermería: Espacios administrativos de la Fundación, tienda – librería.
Antiguas escuelas: Espacios de talleres didácticos. Talleres para el espacio cultural, así como aprovechables para actividades del barrio. El edificio de escuela de niños, que se encuentra derruido, construcción de los citados espacios, aprovechando el edificio de niñas que se le van a asignar usos como el de Ludoteca.
Procura: Alojamiento. Pequeño establecimiento con encanto y de calidad, que podría integrarse dentro de la red de
Hospederías de Aragón (Disposición adicional tercera de la
Ley 6/2003 del Turismo de Aragón), o bien en otros servicios hoteleros como Hoteles con encanto, o plantear al
Ayuntamiento de Zaragoza una pequeña red de pequeños hoteles en edificios históricos de la ciudad, etc.
A pesar de su uso hotelero, forma parte de la oferta que el Centro de La Cartuja ofrece tanto al visitante como para el resto de usos que se oferten.
Otros espacios históricos que complementan la oferta del Centro:
Hospedería: Espacio histórico de La Cartuja, cuyos usos actuales de restaurante se entienden compatibles con la conservación y recuperación del Conjunto.
Celda prioral: Usos actuales de vivienda y restaurante. Estos usos se consideran compatibles, al igual que los de Hospedería, con la recuperación y dinamización de La Cartuja.
Estos restaurantes pueden asociarse a la Fundación como colaboradores, así como otros del núcleo.

USOS COMPLEMENTARIOS:
Centro de negocios – congresos. Los espacios descritos, tales como refectorio, procura, hospedería y celda prioral, formarán parte de los espacios a usar para los encuentros empresariales, congresos, etc., ya bien por depender directamente de la Fundación, o bien por formar parte de los servicios que ofrece el núcleo y que se encuentran vinculados a los edificios históricos.
Actividades posibles a desarrollar.
- Se pueden realizar actividades dirigidas a escolares, asociaciones, 3ª edad, etc. Los temas pueden estar relacionados con la Cartuja: arte barroco, historia moderna, historia contemporánea (s. XIX – desamortización, guerra de la Independencia), naturaleza, etc.
- Exposiciones temporales.
- Jornadas y ciclos de conferencias (literarios, gastronómicos, de medio ambiente, religiosos, etc.).
- Muestras de arte de artistas consagradas o bien amateurs.
- Etc.

GESTIÓN
La primera acción a desarrollar será la creación de una Fundación que canalice todos los esfuerzos inversores y de gestión (organización de congresos, cursos de formación, intercambios culturales a nivel regional, estatal y europeo).
El Plan Especial plantea la declaración de La Cartuja como Zona de Rehabilitación preferente (Decreto de la Diputación General de Aragón 151/1989, de 19 de diciembre, y completado con el art. 20.2 de la Ley 13/1985 de Patrimonio Histórico Español, de 25 de junio que regula las Áreas de Rehabilitación Integrada). Con la declaración de La Cartuja dentro de estas figuras se gestionaría su recuperación mediante una Comisión Gestora. Si bien es cierto que las pretensiones son acertadas con las citadas declaraciones, también es cierto que depender sólo de la Administración pública para la recuperación de La Cartuja se ha visto que no es efectivo, ya que se encuentra atascado en estos momentos el primer trámite, el de Declaración de Zona de Rehabilitación Integrada.
Por tanto, se considera lo más acertado el combinar esta declaración con la creación de la Fundación que gestione la recuperación de La Cartuja. Dentro de los patronos se encontraría las administraciones interesadas y competentes, así como otros colectivos privados, la iglesia católica y empresas que quieran participar en este reto de recuperación.
De este modo se unen a los esfuerzos inversores de la administración, Iglesia Católica, la empresa privada y asociaciones con algo que decir sobre La Cartuja.

 
   
Portada del proyecto en Power Point